lunes, 4 de marzo de 2019

FRUTAL FLORIDO











Preciosas, rosadas,

flores en invierno,

aleluyas lindas

del frutal en flor.

Destellos de fiesta

al azul del cielo,

belleza arrogante,

que al pasar nos deja

el alma hechizada

en la tarde bella,

en risueña tarde

de luz y color.


Doncel

viernes, 1 de marzo de 2019

MI CABALLITO RUBIO.














A mi caballito rubio con lunar blanco y en la crin larga melena

ELEGÍA

Cuento lo sucedido un día
en una plácida tarde;
el cielo para nada arde,
y el campo es pura armonía.

Tranquilamente dormía
a la sombra de los pinos,
allá donde en los caminos
se cruzan los viajeros.

Tuve un sueño ligero.
Soñaba con un caballo,
rubio como el sol de Mayo,
fiel amigo verdadero.

Soñé que a mi se acercaba,
a mi llamada siempre presto,
con su morro me acariciaba,
y al momento ya dispuesto
para lo que le mandabas.

Nos hicimos muy amigos,
recorrimos campos y eras;
fuimos jueces y testigos
de otoños y primaveras.

De repente desperté, atardecía;
en la tierra junto al hoyo,
solo el agua del arroyo
únicamente se oía.

Allá donde en los caminos
se va mi melancolía,
a la vera de los pinos
mi caballo rubio yace,
y yo sueño que él pace
para mi eterna alegría.


Francisco García Tras de las Casas.

viernes, 22 de febrero de 2019

LA PUERTA DE GRANADA ( ÚBEDA)














LA PUERTA DE GRANADA

Para José Ruiz Quesada, Caminante...



Al ras de la muralla viviría,

contemplando el gran valle soleado.

El valle que es mar de los olivos;

valle de altozanos y remansos ...


¡ Murallas de siglos, envejecidas..!,

con la puerta, famosa, de Granada,


que guardaban las huestes de Alvar 

Fáñez

en " La batalla de Úbeda", recordada..


Al ras de la muralla yo vería,

al tiempo que levanta la alborada,

las montañas azules, a lo lejos,

¡ tan bellas !, Cazorla, Aznaitín y 

Mágina.


Desde los Cerros de Úbeda,

la belleza del valle y los olivos

se extiende por doquier y me rebasa...



Pedro Pablo Vico

miércoles, 23 de enero de 2019

SOLO ...










A los que  sienten solos y en soledad.

DÉCIMA

SOLO...

Con el amor de verdad,
más de una noche he soñado;
pero despierto y a mi lado,
solo siento la humedad
que dejó la soledad.
Entre las olas del mar,
sin rumbo en su navegar,
mi bote se balancea,
náufrago entre la marea,
sin isla a donde llegar.


Francisco García Tras de las Casas

jueves, 10 de enero de 2019

A Lope de Vega, insigne poeta.




mis pensamientos ....

Fieles son mis pensamientos,
a donde voy me acompañan,
puntuales, a cualquier cita
y siempre dando la cara.
Viajaron sin hacer ruido,
nunca buscaron venganza;
a todas partes conmigo
y con la frente bien alta,
con sus dudas y sus miedos,
sin ánimos de revancha.
Mansos son mis pensamientos;
no dirimieron batallas
en el tedio, en el amor,
y en mis noches más aciagas.
Y si los remordimientos
querían meter cizaña,
acomplejados huían,
cobardes y en retirada.
Así son mis pensamientos,
espejo de mi propia alma,
esos grandes derrotados
por el pecado y la arrogancia,
desapercibidos y árbitros
de crónicas anunciadas,
de verdades como puños,
de mentiras y falacias.
Sepan pensamientos míos
que gozan de mi confianza,
ustedes que han compartido
alegrías y desgracias,
días y tardes de gloria
y las noches más amargas.
Para ustedes que sufrieron
junto a mi la intolerancia,
solo a amigos tan leales
doy las llaves de mi casa.
Hoy en este mi último viaje
a la vida retirada;
os reitero mis respetos
y mis más sinceras gracias.

Francisco García Tras de Las Casas

lunes, 24 de diciembre de 2018

CANCIÓN DE AMOR...



















Dame tu mano mi niña
de piel lozana y sedosa;
que este olor de primavera,
me evoca muchísimas cosas.
Son de esas tardes de Mayo,
cariñosas como pocas,
y la arboleda se ve
muy concurrida a esas horas.
Alrededor de la fuente
revolotean las palomas,
sobre el agua mansa vuelan
un enjambre de mariposas.
De un concurrido jardín
y junto a las rosas rojas,
flores para ella cogí
a cual de ellas más hermosa.
Abre el corazón mi niña
que algo en mí de nuevo brota,
viajando mis sentimientos
van a ti sobre las olas.
La tarde quiere quedarse;
el sol, como si tal cosa,
paseo por la avenida
en ropa ligera y sedosa.
De un precioso jardín corté
flores a cual más hermosa;
las que traigo para tí...,
todas ellas me enamoran.
Dame tu mano mi niña
de piel sensible y sedosa;
junto a ti solo mis sueños
me evocan muchísimas cosas.


Francisco García Tras de las Casas