lunes, 10 de julio de 2017

El jardín en flor.




La plazoleta y las acacias en flor...

Tardecita limpia del jardín en flor.

La fuente de taza donde el agua clara

salta y se desliza;

¡ canta un ruiseñor !

El tiempo se para,

la tarde descansa,

... ¡ refugio de amor !



Doncel

jueves, 29 de junio de 2017

La autopista hacia el cielo...


Resultado de imagen de ver imágenes de la autopista hacia el cielo





La nube  se enredó sobre tus ruedas
marcándote la autopista hacia el cielo…
no pudiste parar. De pronto un  vuelo
te llevó por la senda del motero,
te elevaste al vacío del infinito,
viajando  sin parar hasta el lucero
que marcaba tu fin en este mundo,
 y el inicio de tu estancia en el nuevo .


Apenas si el asfalto notó el cuerpo
roto, rebotando en su seno…
Apenas si la luz desdibujada
en tu pupila, se apagó  un momento,
ya no estabas allí, te habías marchado
siguiendo tu destino, lejos….lejos.

Tres palomas de lutos celestiales
cruzaron raudas, entre cielos negros,
llevando entre sus alas tu suspiro,
el último suspiro, bien pequeño.
Luego todo fue luz, luz sin tinieblas,
de una enorme autopista hacia el silencio.

Murieron al compás tu voz timbrada
y tu risa de siempre. Se murió el eco
de tu amabilidad, de tu cordura, de tu cariño,
de tus sentimientos, de tu dicha,
de tus ganas de vida, de tus recuerdos,
de tus largos silencios, de tu imagen…

Sobre el asfalto solo estaba el cuerpo.
Dentro del alma de los que quisiste
se quedó para siempre un lugar muerto,
y el dolor de tu ausencia, y tu sonrisa
y los buenos y los malos momentos
y el amor, arrancado a dolor vivo
del árbol de ternura de tus besos.

Hay una quieta paz. Sin tu presencia
una línea de luz se multiplica
en los que siguen dibujando, lejos,
tu imagen tan querida en los espejos,
por ver si el corazón late de nuevo.
Siempre entre la ceniza queda el fuego
de la esperanza, del calor retenido.

Porque seguir amando lo invisible
uniendo juntas la vida y la muerte,
es una nueva forma  de quererte,
es hacerte inmortal, indestructible.
Tu sonrisa perdura entre tu gente,
sobre las lunas llenas del recuerdo.

El bosque de tu ausencia se perfuma
con suspiros  de aromas sin mesura.
Más la verada, que antes era oscura,
es un canto de amor, todo belleza,
transformando en jardines la maleza,
reventando  las almas de ternura…

Cubriremos nuestro dolor con capas
de otros cariños, de otras ilusiones.
Dejaremos la pena en los rincones,
entre la oscuridad del pensamiento
y seguiremos  como sigue  el viento,
persiguiendo quimeras e ilusiones.

La nube  se enredó sobre tus ruedas
marcándote la autopista hacia el cielo…

 
Manuel Pablos

domingo, 18 de junio de 2017

SOBRE LA ARENA EL TRAZO.

Resultado de imagen de imagenes de la sombra en los encinares




Sobre la arena quedó el trazo negro

alargando su sombra al infinito.

Entre los encinares quedó el grito

y el sueño interminable empezó breve.

Tu voz, alegre, se apagaba leve

y se dejó de oir. Cuatro palomas

enlutadas las alas, revolaron

sobre tus ojos ya sin luz ninguna,

recorrida por siempre la distancia,

que en tantas ocasiones recorrieras.

No quedaba de ti señal alguna

de seguir siendo nuestro;

ni una palabra,ni tan solo un gesto,

pudo servir para que tu vivieras.

La luna entraba en ti muy lentamente

buscando tu sonrisa soñadora;

solo encontró la desvaída aurora

de tu cara, que en blanco se fundía.

Dos lagrimas traidoras se creían

lluvia total de tu extensión del llanto.

Pájaros amarillos, ya sin canto,

vieron fluir desde la herida abierta

la endurecida sangre de tus ríos.

Al caer de la tarde, un dios sombrío

disolvió  en mancha oscura tu mirada,

te borró, diluyéndote en la nada,

hasta la densa sombra de tu ausencia.

Tarde final, vida desdibujada,

duro despojo, anónimo tu cuerpo…

Hay una quieta paz. Sin tu presencia

una linea de luz te multiplica

en los que siguen dibujando, lejos,

tu imagen tan querida en los espejos,

por ver si el corazón late de nuevo.

Siempre entre la ceniza queda el fuego

de la esperanza, en brasas retenido.

Vivir es fácil, pervivir posible,

¡mas perder la presencia en tan terrible…!

Pero seguir amando lo invisible

fundiendo planas la vida y la muerte,

es una forma nueva de quererte,

es hacerte inmortal, indestructible.

Tu sonrisa perdura entre tu gente,

lentas siguen las lunas del recuerdo

reteniendo los brillos de tu risa.

Tu signo era la luna, en su ceniza

queda el fuego de brasa y tu sonrisa,

que enciende en tus amigos la esperanza,

de que el Dios enemigo de venganza,

te ha llevado a su luz. Tu alma descansa.

M. Pablos

martes, 6 de junio de 2017

SONRISAS






Para Laura



Al sentir tu sonrisa perfumada,

se detienen los latidos de mi alma,

contemplando, absorto tu belleza,

que impregna con destellos la mirada.

Y en la tarde bella, soleada,

de este Mayo lucido y floreado,

la ilusión de verte, ya me colma

el jardín de las delicias de mi alma.



Doncel

sábado, 13 de mayo de 2017

ENTRE LUCIÉRNAGAS Y ABEDULES



Para encender la noche
reviviré a las luciérnagas,
esplendentes y palpitantes.
¿Para qué la luna remisa?
Si basta tu ternura sacudiendo
las cenizas de mis leños,
en el eco más puro de un poema.

Entonces...

Mi corazón entre delirios
sigue la ruta de tu prisma,
explosionando
como miles de estrellas, 
cuando tu sonrisa,
se refleja, en el infinito,
de mis entrañas...
y en bosques de abedules
ciega me pierdo
en el tiempo y el espacio.



Sonia Ledesma

martes, 9 de mayo de 2017

Luna de Abril




Tu me enseñaste mi ideal y guía:

La poesía.


¡ Luna tan bella,
no he visto yo!,
blanca y violácea...;
¡ me cautivó !

Esta gran luna,
argéntea y bella,
llenó mi alma,
pudo con ella.

Y Campanilla,
su hadilla chica,
muestra el tesoro:
¡ es la poesía!

Luna tan blanca,
grande y lejana,
¡vuelo hacia ti !,
si tú me llamas...




Doncel

miércoles, 19 de abril de 2017

Primavera en Úbeda





Primavera en ÚBEDA!,
verdeante, tan bonita;
margaritas y amapolas
por la fuente de las risas..
Camino de la Alameda,
debajo de la murallas,
un riachuelo de las
huertas
refrescaba a las muchachas...
Abril se muestra lozano
y se engalana de flores,
a llevarlas a san Millán,
a esa Madre de Amores!!



Doncel