martes, 23 de diciembre de 2014

El mar de tu mirada



 
 
 

El sol se esconde ahora,
entre la niebla y el mar,
para dar paso a la fría noche.

Desde aquí se ven
los colores que,
poco a poco,
se van apagando.

La suave brisa
trae el olor a sal
que las olas proyectan
al golpear con poderosa fuerza
las piedras del acantilado.

Me sumerjo en el mar de tu mirada,
en sus profundas y cálidas aguas,
queriendo no volver a despertar.

Y el tiempo parece detenerse
 por unos instantes.
Pero ahí está,
el lucero de la noche;
que ilumina paulatinamente
el paisaje
con luces y sombras.
 
 
 
 
Javier Prats

1 comentario:

  1. ¡Magníficas imágenes y excelente verso blanco.¡Enhorabuena¡

    ResponderEliminar