martes, 21 de enero de 2014

AURA









                                                       En el cotidiano andar,

en la rutina acostumbrada,

 se sumerge mi existencia.

                                                   Lo que soy y no exteriorizo,

lo que vive en mi interior y lo guardo
 
sin que lo diluya el paso del tiempo…

                                            Cuando pienso, apareces en mi vida

         con signos de vitalidad, con un aire nuevo…
 
                                           Se renueva en mí la esperanza de que volverás,

de que oiré tu dulce voz, de que posaras en
 
  mí tu cálida mirada, devolviendo el encanto

de otros tiempos cuando sólo creía
 
en nuestras vidas juntas, en nuestras vidas

 compartidas, en nuestros sueños…
 
                                              Te estoy esperando…

                                              Pero la paciencia se me acaba…

                                              Me estoy esforzando para no sucumbir

                                                             ante tu ausencia.
 
                                                 En cada ocaso del sol, levanto la vista al

      firmamento, bien abiertos los ojos, e intento
 
    percibirte, oír algunas palabras que no me
 
 hayas dicho, que no pudiste decirme…

                                                Y ante tu mutismo, deseo convertirme

      en brisa…en aliento… en alma que vuele hacia
 
la tuya…






GREGORTD
 
 
MIEMBRO DEL BLOG  L'ALBADA



2 comentarios:

  1. Enormemente expresivo y de una emotividad desbordante. Hermoso.

    ResponderEliminar